Etiquetas

, , , , ,

Daliana: la niña tristeza.

Daliana: la niña tristeza. Foto: Alba León

 

Por: Darío Alejandro Escobar

La mirada triste de Daliana me estremece. Incluso su sonrisa falseada ante el lente, como su primera hipocresía de la vida, es triste. Daliana tiene cinco años y la mirada afligida de una mujer de cincuenta. Algunos podrían confundirlo con dulzura, pero deberían conocerla, Daliana tiene la maldición y virtud de las Infante, eso que las hace especiales entre las mujeres, entender y hacer suyo el sufrimiento de los demás.

¿Es posible enamorarse de la tristeza? Daliana es una niña tristeza.

Mi interés surgió al instante, curioso, emotivo, estético. Daliana es la perfección infantil de una estética del sufrimiento. No puedo dejar de mirarla. El tono de su voz, como de súplica, sin malacrianzas, genuino, acompaña su belleza de una manera completamente desconocida para mí. Daliana es poesía en Alcalá de Báguanos, un rincón mágico de Holguín donde la gente es transparente como el agua de sus ríos.

Me aflige la imposibilidad de hacerme su amigo, es arisca con los extraños, desconfiada. Lo único que logré fue que me observara curiosa con esos ojos, esos ojos que me hipnotizan.

Obviamente me he enamorado. Pero este es un amor diferente, de otro tipo,   del modo que me hace querer tener una niña como Daliana -¿Estará sonando ya ese traidor reloj biológico?- Definitivamente me estoy poniendo viejo.

Anuncios